viernes, 23 abril, 2021

desde 1990

Efecto Pasillo termina su gira en San Gregorio con una plaza llena

Comparte esto:

Aunque los integrantes del grupo Efecto Pasillo ya habían dado por concluida su gira de este año, eran incapaces de dejar a Telde sin su actuación estrella para cerrar la noche más larga de 2016 y acompañar a un público ansioso de sus canciones y con ganas de retroceder una hora sus relojes. De esta manera, la zona de la plaza de San Gregorio recibió, ayer, a miles de teldenses y foráneos que no cesaron de bailar y cantar al ritmo de las canciones de este grupo revelador que va cautivando corazones por el mundo. Pan y mantequilla puso el punto final a la velada que regaló una hora más de vida.

El anuncio de lluvia en Telde para la tarde noche de ayer se quedó en agua de borrajas. Con una noche agradable, los talleres previstos se realizaron con normalidad, aunque fue con la presencia Efecto Pasillo que la zona comercial abierta se convirtió en un hormiguero donde se veía multitud de cabezas que se movían al ritmo del potente sonido del grupo grancanario.

No había mucho margen para moverse al estar bloquedas por el numeroso público todas las calles que confluyen a la plaza.

“Como tocar en el salón de su casa” confesó sentirse Iván Torres, el vocalista de Efecto Pasillo, natural de Jinámar.

La emoción y las ganas se notaban desde ambas partes del escenario, con un público encantado y unos músicos agradecidos.

De esta manera, esta banda musical dieron un concierto inédito y divertido con canciones del último disco, Tiembla la tierra, y esas de siempre más conocidas que resuenan en radios y corazones siempre dispuestos a perseguir al grupo a donde haga falta.

“A pesar de que nos avisaron súper rápido y última hora y habíamos terminado la gira, sabíamos que hace tiempo que nos querían traer al municipio y estamos encantados de, finalmente, cerrarla aquí, después de dos años presentando por España nuestro último álbum”, explicó Javier Moreno, miembro de Efecto Pasillo. Además, determina que “es una alegría y satisfacción acabar en casa, con el cariño que sentimos por y de nuestra gente”. Sin duda, un encuentro especial de manera bidireccional.

“Estuvimos en las fiestas de San Gregorio hace cuatro años, cuando empezamos a despuntar con Pan y mantequilla, y es un gran placer volver después de tanto tiempo”, determina el artista orgulloso de los logros de su grupo, que cada vez es más conocido y querido. Aspecto que demostraron los asistentes en el jolgorio de ayer, que estuvieron arriba desde el primer momento participando y mostrando su conexión con la banda.

Las tiendas extendieron sus horario para aprovechar la llegada de la multitud, aunque los que sí hicieron la noche -por larga y por llenar su aforo y agotar sus existencias- fueron los locales de restauración.

Pero no todo fue pan con mantequilla para comer. Alrededor, los restaurantes y las cafeterías de la zona no daban abasto con el entrar y salir de clientes dispuestos a recargar las pilas para volver a la fiesta. Así, desde las cinco de la tarde la zona comercial abierta del barrio empezó a recibir a gente con alma animada y ganas de cambiar el reloj en el municipio teldense, respondiendo al lema impulsado por los organizadores Cambia la hora con nosotros.

Asimismo, los puestos en la feria de artesanía, establecidos en las calles Navarra y Saulo Torón, se vieron también envueltos por una multitud observadora formada, sobre todo, por familias con pequeños ansiosos de las actividades infantiles preparadas para ellos.

Entre espacios dedicados al baile, payasos, malabares y juegos, destacó, sin duda, el taller de patinaje en línea impartido por el sexto clasificado mundial en la modalidad free style, Víctor Ulises Marrero. En él, los niños cogieron soltura y, a pesar de algún que otro contacto con el piso, las sonrisas abundaban por cada rueda que giraba sobre el suelo de Telde.

Y como en esta iniciativa, titulada Telde guarda un as en la manga, San Gregorio Encantado, hay cabida para todos, los amantes de las compras pudieron también gozar de una jornada diferente. De esta manera, las tiendas estuvieron abiertas hasta medianoche con descuentos para aquellos clientes que no se pudieron resistir.

Fuera de los establecimientos, diversas agrupaciones folclóricas hicieron sonar sus canciones capaces de dar una pincelada canaria al acontecimiento. Mientras recorrían las vías, regalaban felicidad y alegría a cada paso y entre asistentes llegados de todas partes de la Isla que eligieron la ciudad del mueble para gozar de una hora más de sábado.

Así, como si fuera poco el ambiente a rebosar y las actividades en cada espacio, un flashmob dejó perplejos a los que tuvieron la oportunidad de contemplarlo. Como de la nada, un grupo de baile se hizo con la zona más transitada y dejó sin palabras, con sus giros y movimientos, a los presentes. De forma improvisada dieron todo de sí al ritmo de la música.

Calles cerradas y más limpieza

Debido a las dimensiones de la celebración y a la cantidad de gente esperada, la Concejalía de Tráfico del Ayuntamiento, liderada por Juan Martel, llevó a cabo el cierre de diversas calles y el cambio de sentido del tráfico en varias vías de la zona. Por esto, el estacionamiento se prohibió en diferentes espacios de San Gregorio, lo que no supuso inconvenientes durante la jornada. Medidas pensadas para mejorar el acceso y para aumentar la comodidad de los peatones, en este caso mayoría.

Por otro lado, todos aquellos que asistieron al acontecimiento pudieron ver más contenedores de basura en los alrededores, e incluso los más reacios a marcharse fueron testigos de los trabajos de limpieza de refuerzo llevados a cabo. El edil encargado de esta área, Eloy Santana, explicó que un equipo formado por ocho operarios y cuatro vehículos se encargaron de dejar impecable la zona durante la madrugada del domingo. Además, se añadieron 13 contenedores a los ya establecidos para mantener los espacios lo más limpios posibles durante la fiesta y después.

Cabe recordar que el programa de actos que conformó la jornada fue impulsado por la Concejalía de Desarrollo Local de Telde, de la mano de la edil Soledad Hernández, con la colaboración de la patronal de comercio del municipio.

La Provincia-Dlp

Florentino López Castro

Florentino López Castro

Deja un comentario