martes, 18 mayo, 2021

desde 1990

“Una sentencia en tela de juicio (III)”

Comparte esto:

La sentencia judicial por el que he sido condenado por  un juzgado de lo Penal de Las Palmas de Gran Canaria hunde sus raíces en la utilización del término “paladín” a Guillermo Reyes, (página 9 de la sentencia) que pese a no ser un una palabra despectiva, cuyo significado dijo desconocer el propio denunciante, expresión que según la sentencia en página 10 “motivó la interposición de la denuncia de Guillermo Reyes” con el testimonio a favor del acusado, Carmelo Ojeda, a favor del denunciante, reconociendo que el término “paladín” se refería a Guillermo Reyes, quién le retiró las acusaciones y petición de indemnización de 60.000 euros durante el transcurso del juicio, (página 2).

La sentencia de la que sale absuelto el director del diario y condenado el colaborador, que pongo en tela de juicio es surrealista, en su historia y su intrahistoria.

En su historia, porque quedó acreditado que el término “paladín”, cuyo significado dijo desconocer el denunciante, no es despectivo, no quedando siquiera acreditado que fuera el acusado el que haya usado esa palabra, como pudo comprobar personalmente el denunciante cuando mi abogada le enseñó los comentarios críticos de otros foreros, de la gestión política del concejal, que firmaban con seudónimos y que utilizaban el término que propició la querella.

La intrahistoria de esta sentencia la protagoniza el hecho de que el denunciante sacara de la querella al acusado, condicionando su testimonio contra mí en el juicio. De hecho la magistrada en el apartado 3, de la sentencia, en su página 12, dice textualmente lo siguiente: “No deja de ser cuanto menos sospechoso que de ser cierto que el acusado no tenía nada que con el denunciante, Carmelo Ojeda haya tenido que llamarle la atención. Se le preguntó por ello, y D. Carmelo contestó que en muchas ocasiones le había dicho que no estaba empleando el tono adecuado pero en artículos de opinión. Sea como fuere, se trata de otro dato a tener en cuenta ya que, si no utilizaba el tono adecuado en dichos artículos, es más que probable que lo hiciera en el foro”.

Carmelo Ojeda en calidad de acusado durante el juicio se posicionó con el denunciante, llegando a afirmar que desde hace tiempo había prescindido de mi colaboración, (declaraciones que podrán en ver en formato audiovisual cuando publiquemos el video del juicio), tras llegar a un acuerdo con una empresa de producción para emitir los videos en su diario digital. Puedo demostrar que esas declaraciones de Carmelo Ojeda desvinculándose de mí colaboración, como si fuera un leproso, son falsas. Además de la colaboración con la productora, mantuve, hasta unos días antes del juicio, una colaboración continuada, con informaciones  y envío de fotos, publicadas en el diario digital, que puedo demostrar, al ser enviados desde diferentes soportes informáticos y móviles, (WhastApp).

Sabe Dios que nunca pensé sufrir este episodio de traición de un compañero, plegándose a los objetivos malvados y mezquinos, de un personaje político que como sabe bien Carmelo Ojeda, fue reprobado institucionalmente por la corporación municipal, por “utilizar la Justicia de forma maliciosa y torticera, contra los ciudadanos”, ahora con nuevos aliados en un juego sucio, sus perversos y mezquinos

En la próxima entrega haré una comparativa de esta sentencia, en tela de juicio, con  la sentencia recurrida contra la compañera, Concepción Vera Santiago, por una demanda interpuesta por Carmelo Ojeda, por los comentarios de los foreros, publicados en una información de la guíahistóricoculturaldetelde.com, (ya desaparecida). La sentencia que ha sido recurrida condenó a 300 euros a la querida compañera, como directora de la publicación digital, (enlace al final del artículo).

También adjunto captura de pantalla, (donde se puede ver la publicidad del hijo de Guillermo en la parte superior, derecha). Carmelo Ojeda pedía 12.000 euros en concepto de indemnización. Advierto que los datos que se aporta son los reales, porque Carmelo Ojeda mintió en el la publicación de su noticia en su diario, con un ánimo evidente de dañar la imagen artística de nuestra embajadora plenipotenciaria de la cultura y la música, desde Telde al mundo, con una vida entregada a Telde, la ciudad que lleva en el corazón, en la que es un ejemplo y referente en valores.

Sin embargo, en la sentencia que me condena, también por comentarios en el foro de TeldeActualidad, el director del diario sale absuelto y se condena a un forero, a quién se pidió por parte del concejal Guillermo Reyes una condena de 2 años de prisión,  sin acreditarse su autoría en los comentarios.

Ya estamos trabajando en un suplemento especial en formato impreso a todo color, con una distribución gratuitas en barrios, colectivos vecinales, sociales y deportivos, de 20.000 ejemplares, desarrollando por escrito, con ilustraciones, comics, fotos y viñetas, el presunto escándalo de corrupción política-mediática en la historia de la ciudad de Telde.

También estamos haciendo gestiones para emitir el video del juicio, además de en Onda Guanche, Teldeenfiestas.com y en Lo Que Pasa en Telde, en sociedades culturales, vecinales y sociales.

Por último, como plan B avanzo que de ratificarse la condena, el pago de la indemnización se afrontaría con la recaudación de galas solidarias.

http://www.teldeactualidad.com/hemeroteca/noticia/sociedad/2011/6/30/3508.html

Continuará.

Manuel Ramón Santana, natural de Telde, es profesor especialista en Educación Especial, por la Universidad de Burgos

(*) Manuel Ramón Santana, natural de Telde, es profesor especialista en Educación Especial, porla Universidadde Burgos

(*) PRUEBAS DOCUMENTALES:

Florentino López Castro

Florentino López Castro

Deja un comentario